Inicio
   
 
La última cena Imprimir E-mail

Damien Hirst, La última cena (tortilla), 1999

Damien Hirst, La última cena (champiñones) 1999

Es muy importante cuidar nuestra alimentación pues de ello dependerá en gran medida nuestra calidad de vida. Cada vez más el ritmo cotidiano, las prisas, el trabajo, etc… nos llevan a darle menos importancia a lo que comemos y a no preocuparnos por que contienen los alimentos y si benefician o no a nuestro organismo. El artista Damien Hirst ha recreado en unas imágenes lo que puede llegar a ser la alimentación del futuro, eso que tantas veces hemos visto en las películas de ciencia-ficción. En estas representaciones los alimentos toman forma de medicamentos y se sirven concentrados en cápsulas de cantidades diversas que aportan supuestamente lo necesario para vivir.

Se convierte de esta manera lo natural en artificial y la necesidad de comer y alimentarse en una enfermedad que se combate con medicamentos. Esta manera exagerada que ha utilizado el artista para hablarnos de la alimentación, nos puede servir para pensar en la importancia que tienen los hábitos culinarios tanto para la salud de los individuos como para la vida en comunidad. Los medicamentos se toman en solitario, en una acción que dura escasos segundos. Comer, sin embargo, es un acto social y de comunicación que prácticamente en todas las culturas conlleva unos ritos y un diálogo. La fast-food exagerada en esta obra de Damien Hirst, conlleva la perdida de estas costumbres y por supuesto no es el mejor modo de cuidar nuestra alimentación y prevenir enfermedades.

 

Comments

Write Comment
Name:Guest
Title:
BBCode:Web AddressEmail AddressBold TextItalic TextUnderlined TextQuoteCodeOpen ListList ItemClose List
Comment:

Powered by AkoComment 2.0!


Buscar

NOTICIAS

Si quieres estar informado de las actividades Transversalia apuntate a nuestra lista de noticias






desde Twitter

Del.icio.us

DISTRIBUIR

 


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.