Inicio arrow para la Salud arrow Mi cuerpo no me gusta (unidad didáctica)
   
 
Mi cuerpo no me gusta (unidad didáctica) Imprimir E-mail

Representaciones que ofrecen un punto de vista crítico hacia las enfermedades relacionadas con la alimentación y derivadas en gran medida de la presión que ejercen entidades como la publicidad y la moda en la construcción social del cuerpo y la conformación de los cánones de belleza actuales.

 

 >> version flash    

>> descargar flash (.zip) 

>> version .pdf

Los cánones de belleza femenina han sufrido muchos cambios a lo largo de la historia. Si en otras épocas el ideal del cuerpo femenino estuvo representado por mujeres robustas de anchas caderas, signo de salud y maternidad, en estos momentos la sociedad de consumo, a través de la publicidad y la moda nos ofrece y podríamos decir que nos impone otros modelos corporales determinados por las famosas medidas de 60-90-60.

La tremenda influencia que tienen sobre nosotros los medios de comunicación y la revalorización de estos modelos corporales con el consiguiente desprecio por todo aquello que no se ajusta a los mismos, nos ha llevado a asimilar erróneamente estos cánones con el éxito tanto emocional como profesional y social. La multiplicidad de formas del cuerpo, de colores de piel, pelo, ojos, etc... se ha visto forzosamente reducida a un único ideal que se nos presenta como “lo bello” y al que todos queremos parecernos olvidando en ocasiones en este proceso el respeto por nuestro propio cuerpo.

Aunque estos clichés corporales afectan tanto a hombres como mujeres es evidente que, por la propia estructura de la sociedad contemporánea, ha sido el cuerpo femenino el principal objeto de las idealizaciones del mercado y por tanto la mujer la que más se ha visto forzada a asimilar estos modelos e intentar parecerse a ellos en ese erróneo y confuso concepto de “sentirse realizada.”

Los artistas contemporáneos han abordado este tema de gran importancia dentro de nuestra sociedad. Las representaciones idealizadas, la frustración por el propio cuerpo y los trastornos derivados de ello, son el material de trabajo con el que nos expresan sus pensamientos hacia esta situación de tiranía corporal que nos impone la moda.

Vanesa Beecroft es una joven artista italiana que realiza acciones en las que aparecen un gran número de chicas en ropa interior o semidesnudas. La artista realiza estas acciones en galerías o espacios de arte y   toma fotografías o vídeos como documento de estos momentos. Estas chicas, maquilladas y vestidas idénticamente se parecen todas entre sí y su individualidad parece desvanecerse en el conjunto. De esta manera, presentando a un montón de mujeres muy parecidas, quietas e inmóviles, de apariencia en ocasiones vacía, la artista alude a imágenes que ya conocemos por los medios de comunicación, a imágenes de desfiles de moda o escenas de cine. El ideal de belleza, al que se ajustan todas las modelos que participan en la acción,   las convierte por unos momentos en maniquíes, en objetos de la moda que carecen de vida propia.

 

 

Vanessa Beecroft, performance (detalle) , 1997.

De manera parecida, pero utilizando recursos pictóricos como el óleo, la acuarela o el lápiz, la artista Marlene Dumas nos ofrece a través de sus dibujos la imagen idealizada de la mujer de hoy. Esta artista centra su trabajo principalmente en el estudio del cuerpo y las situaciones de violencia y opresión que sufren las mujeres a partir de la adopción institucionalizada de los ideales de belleza. Sus pin-ups (chicas de calendario) obedecen a idénticos patrones de belleza quedando su identidad camuflada bajo una apariencia estándar. De igual modo Marlene Dumas representa los concursos de belleza, eventos en los que se hace más evidente la idealización del cuerpo y la apariencia por encima de otras cualidades del ser humano, y en los que la mujer asume un papel estético y decorativo.

 

 

  Marlene Dumas, Bikini Girls . 1997

  Marlene Dumas, Sin título. 1997.

 

También Martha Rosler se ha preocupado por las consecuencias tanto para hombres como para mujeres de la excesiva idealización del cuerpo femenino. La mujer se convierte en objeto de deseo siempre y cuando se someta a los dictámenes de la moda y su cuerpo se enmarque dentro de unas limitadas características consideradas como bellas. En este collage la artista ha reunido a un gran número de mujeres recortadas de las revistas eróticas. Representan los gustos masculinos y todas ellas ofrecen cuerpos idealizados y actitudes de seducción. Al sobreponer unas a otras y amontonarlas de esta manera, Martha Rosler evidencia el cuerpo y la carne y ridiculiza en cierta manera estos estereotipos prefabricados que se han convertido en   objetos de consumo. No critica el erotismo pero si la mercantilización de la belleza.

Martha Rosler, Sin título (Playboy) 1972.

Esta idealización del cuerpo femenino a través de los medios de comunicación y la moda tiene consecuencias negativas para los individuos que observan como sus cuerpos se diferencian de estos patrones y cómo los gustos tanto de hombres como de mujeres se encuentran tremendamente influidos por los modelos que nos ofrece la publicidad. Los hombres buscan a la mujer ideal que les ofrece la publicidad identificándola con el éxito social y el deseo sexual y las mujeres aspiran a convertirse en modelos de belleza para ser así deseadas por los hombres. Esta confusión entre deseo y belleza, entre éxito y apariencia conlleva numerosos problemas de frustración ante el propio cuerpo.

Nuria León, una artista española, nos presenta en esta imagen una directa interpretación del deseo y la imposibilidad de ajustarse a los cánones de belleza oficiales.

  Nuria León, Sofía, 2000.

Una mujer negra y voluminosa sostiene entre sus manos la imagen de otra mujer que eleva sus senos en actitud provocativa y seductora. La superposición de estos dos cuerpos hace patente la distancia entre ellos y el deseo de la mujer negra de llegar a ser como la imagen de la revista despreciando su propio cuerpo. Una peluca, uñas postizas y mucho maquillaje es la manera en que esta mujer intenta aproximarse a su ideal olvidando detrás su propia identidad, la belleza de sus propias formas.

Esta situación culmina en ocasiones con fuertes actitudes de rechazo hacia el propio cuerpo, de insatisfacción por nuestro peso, nuestro color de pelo, nuestra estatura, etc... No aceptarnos tal y como somos a nivel físico genera problemas que en ocasiones se acentúan hasta dar lugar a trastornos psicológicos o de alimentación como pueden ser la anorexia y la bulimia.

Nuria León, Sin título (de modelos) , 2001.

Los problemas de peso se han convertido en la actualidad en una obsesión para un gran número de personas sobre todo adolescentes. En lugar de buscar un estado saludable para nuestro cuerpo muchos individuos (tanto chicos como chicas) persiguen alcanzar las dimensiones consideradas como perfectas por el mundo de la moda, llegando en su obsesión a exageradas conductas de auto-agresión.

Ana Pérez Quiroga ha realizado una obra que nos habla de ello. En unos platos de uso cotidiano ha representado el cuerpo desnudo de una mujer sobre una mesa. Alrededor de esta imagen la frase “Odio estar gorda, come-me por favor” se repite en varios idiomas.

Ana Pérez Quiroga. Odio ser gorda, cómeme por favor, #2, 2002

 

¿Por qué odiamos estar gordos? Es evidente que nuestro cuerpo necesita de unas condiciones saludables entre las que se incluye un peso equilibrado, pero ¿cuál es este peso? La mujer que aparece representada en el plato no es una persona obesa y sin embargo odia su cuerpo, quiere desaparecer. No quiere existir en su propio cuerpo porque desea unas medidas idealizadas. Este problema se presenta de manera frecuente en todos los países lo cual es de nuevo un síntoma de la universalización de los cánones de belleza que reclaman tanto para españoles, como ingleses, como indios, etc... un mismo arquetipo femenino.

 

En un vídeo la artista Estívaliz Sadaba representa irónicamente y con mucho sentido del humor la insistente manía por la dieta. En primer plano un vientre con la palabra DIETA escrita en rotulador es moldeado una y otra vez por unas manos. Al aplastar y deformar repetidamente el vientre se crea un cómico juego visual en el que la palabra DIETA se transforma continuamente llegando en ocasiones a no poder leerse. ¿Hasta cuando la dieta? ¿Qué forma hemos darle a nuestro cuerpo? Los cánones de belleza han sufrido cambios a lo largo de la historia y lo que antes era considerado bello ahora se desprecia como obeso... ¿qué canon debemos seguir? A través de este video la artista nos sugiere la idea de qué la dieta entendida como un proceso alimenticio para conseguir unas condiciones físicas saludables se ha convertido en un instrumento de tortura para el cuerpo, en una deformación constante de nuestras propias formas.

Estívaliz Sadaba, A mi manera II , 2001.

Si observamos detenidamente el trabajo de estas artistas podremos ver que todas ellas aportan diferentes matices a la idea del cuerpo idealizado y que de alguna manera sus obras nos proponen la observación consciente de la realidad y la creación de nuestros propios cánones de belleza libres de los estrictos condicionantes de la moda. Liberarnos de las comparaciones con los estereotipos de la publicidad y la moda nos ayudará a apreciar las particularidades de cada uno de nosotros y valorar las múltiples formas y colores del ser humano. Sentirnos bien con nuestro cuerpo es fundamental para nuestra salud tanto física como mental.


SUGERENCIAS DIDÁCTICAS

•  CÁNONES EN EL TIEMPO

Ayudante de los libros de historia del arte y buscando en Internet, elabora una cronología de los distintos modelos corporales tanto para hombres como para mujeres. Puedes comenzar por las representaciones de la escultura griega y terminar por los modelos que nos ofrece el cine y la televisión. Comprobarás que cada época ha tenidos sus ideales de belleza y que en ocasiones unos son opuestos a otros.

•  OTROS LUGARES, OTROS ROSTROS….

En los países de Europa y América del Norte, los modelos femeninos no presentan prácticamente diferencias pero….¿cómo es la mujer considerada ideal en Asia?¿Y en África? ¿Y en América del Sur? Busca imágenes de mujeres (actrices, modelos, reinas de la belleza, etc…) de países de África y Asia y analiza los diferentes cánones producto de la cultura.

 

Comments

Write Comment
Name:Guest
Title:
BBCode:Web AddressEmail AddressBold TextItalic TextUnderlined TextQuoteCodeOpen ListList ItemClose List
Comment:

Powered by AkoComment 2.0!


< Anterior

Buscar

NOTICIAS

Si quieres estar informado de las actividades Transversalia apuntate a nuestra lista de noticias






desde Twitter

Del.icio.us

DISTRIBUIR

 


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.