Inicio
   
 
El culto al cuerpo (unidad didáctica) Imprimir E-mail
Métodos para tener el cuerpo deseado. Cirugía, deporte....Miradas diversas hacia la importancia de la apariencia corporal en ocasiones exagerada.  

 >> version flash    

>> descargar flash (.zip) 

>> version .pdf

¿Cómo te cuidas? ¿Qué importancia le das a la salud física? ¿Y a la apariencia física? ¿Qué piensas de la utilización de la cirugía para modelar el cuerpo según los parámetros de la moda? ¿Cómo es para ti un cuerpo bello? ¿Y un cuerpo sano? ¿Por qué casi siempre lo que consideramos bello en el cuerpo un hombre no lo es en el cuerpo de una mujer? A todas estas cuestiones podemos encontrar respuestas muy diferentes, incluso a veces contradictorias. Vamos a ver algunas obras que centran su atención en el cuidado del cuerpo y la belleza física y que pueden sernos útiles para reflexionar acerca de las distintas concepciones de la belleza corporal y cómo estas afectan de manera diferente a hombres y mujeres.

La siguiente imagen es una obra de Anette Messeger en la que nos muestra una serie de acciones que se suelen realizar para cuidar el cuerpo. Estas imágenes, extraídas de revistas de belleza, muestran fundamentalmente rostros y cuerpos de mujer sometidos a tratamientos con cremas, masajes, etc…Casi un centenar de métodos diferentes para estar bella que nos son siempre muy agradables y que nos reflejan la preocupación femenina por estar guapas, por estar jóvenes… ¿a qué responde la preocupación de la mujer por estar bella? ¿Por qué esas torturas voluntarias?

Anette Meseguer

Las torturas voluntarias , 1972

En este sentido, podemos pensar cuales son los cánones de belleza femenina más admirados y que se consideran ideales para la mujer en la sociedad occidental de nuestros días. Aunque actualmente están cambiando poco a poco los prejuicios respecto a los distintos estereotipos corporales masculino y femenino, todavía la moda, la publicidad, el cine, etc…nos ofrecen unos ideales tanto físicos como de personalidad distintos para hombres y mujeres. Las mujeres más valoradas por la publicidad son altas, delgadas, preferentemente rubias y con un aire infantil y sexy. A los hombres se les pide que sean altos, delgados, musculosos y fuertes, varoniles….

El artista Andrés Serrano ha realizado una serie de retratos que nos muestran personas dedicadas al cuidado y la construcción de su cuerpo pero que sin embargo rompen drásticamente cualquier estereotipo relacionado con su género. Estas fotografías de mujeres que practican el culturismo (la traducción literal de bodybuilder es “que construye su cuerpo”) nos ofrecen una imagen muy diferente del ideal femenino. Son mujeres que mediante el deporte y el ejercicio diario han conseguido desarrollar una gran musculatura y por tanto su cuerpo se acerca más al ideal de fuerza y virilidad masculino que al femenino. Sin embargo, ha pesar de esta contradicción que en cierto modo libera a la mujer de los cánones de belleza tradicionales, podemos ver como la práctica del culturismo se orienta también al culto del cuerpo y persigue una estética concreta que aunque no forma parte del estereotipo más habitual, también está sujeta a unos ideales de belleza.

          

         Andres Serrano, Bodybuilder                  Andres Serrano, Bodybuilder

Y en esta serie de prácticas para modelar el cuerpo surge la cirugía plástica que nos ofrece la posibilidad de manipular nuestro rostro y nuestro cuerpo mediante operaciones que transforman el volumen corporal a nuestro antojo. La cirugía supone mucho menos esfuerzo físico que la práctica continuada de un deporte y sus resultados son más directos que mediante los tratamientos tradicionales de belleza. La popularización de la cirugía plástica está muy ligada a los efectos que la publicidad y la moda, a través de sus súper-modelos, han ejercido sobre los individuos.

La asociación de los modelos de belleza con el éxito personal, laboral y social, ha generado una gran confusión entre apariencia física y salud, entre rostro y personalidad y ha propiciado que la cirugía plástica se utilice para satisfacer las frustraciones producidas por la comparación continua con el ideal. El fotógrafo David LaChapelle , que trabaja habitualmente para publicidad y moda nos habla en alguna de sus fotos de estas operaciones cuya principal finalidad es cambiar la imagen de nosotros mismos que ofrecemos a los demás.

David Lachapelle, Make over surgery story , 1997

La artista Orlan , lleva varios años trabajando sobre este tema de una manera muy particular. Preocupada por los conceptos de belleza en el arte, ¿Qué podemos considerar arte y qué no? ¿Quién dice que una obra es bella y que otra no? esta artista ha tomado su propio cuerpo como material de trabajo y se ha sometido a numerosas operaciones de cirugía plástica en las que su cuerpo y su rostro han ido cambiando cada vez más hasta que ya nada nos recuerda su primera apariencia. Estas acciones de Orlan son muy drásticas y nos llevan a pensar cómo el culto al cuerpo, a la apariencia personal puede llevarnos incluso a situaciones extremas e incluso absurdas.

Orlan sometiéndose a una operación de cirugía plástica

Orlan ha construido una imagen de si misma totalmente a su antojo, diseñada por ella misma a su gusto y que tampoco corresponde con los cánones que nos ofrece la moda actual sino que toma referencias de los distintos cánones de belleza de otras sociedades y culturas. También ha realizado una serie de fotomontajes y dibujos en las que transforma su rostro con las formas y maquillajes que emplean algunas tribus de África y Australia, lo que de alguna manera nos habla de cómo el concepto de belleza es algo construido culturalmente y que cambia dependiendo del lugar y de la historia de las sociedades, de tal modo que lo que aquí se considera feo puede ser signo de hermosura en otro lugar y viceversa, lo que en definitiva relativiza la importancia de la apariencia física.

File written by Adobe Photoshop® 5.0

Orlan, auto-hibridaciones , 1998

Para terminar, aunque podemos encontrar muchos más ejemplos de obras que tratan sobre este tema, vamos a ver una obra de Christian Marclay , en la que construye por medio de imágenes procedentes de revistas y portadas de discos unos cuerpos híbridos, construidos con partes del cuerpo de distintos hombres y mujeres. Estas imágenes nos remiten de nuevo a la construcción artificial del cuerpo, a la cirugía plástica, a la posibilidad de modelar y generar cuerpos que combinan lo que más nos gusta de los otros. De alguna manera hace referencia al conflicto actual sobre la manipulación genética y la posibilidad futura de elegir las cualidades físicas de los individuos….que plantea muchas dudas éticas…. ¿tu que piensas?

Christian Marclay, Doorsiana , 1995

 

 

SUGERENCIAS DIDÁCTICAS

  1. Busca fotografías en revistas, en Internet o en el propio álbum familiar de aquellas personas que te resultan más bellas o atractivas. Analízalas e intenta averiguar el por qué de esa elección. Realiza un álbum con estas fotos y compáralo con el de tus compañeros de clase. Busca las coincidencias ¿habéis seleccionado a las mismas personas? ¿Hay diferencias entre las fotografías seleccionadas por los chicos y las fotos seleccionadas por las chicas? Habla con los compañeros e intenta averiguar cuales son los motivos de vuestros gustos ¿son aprendidos o espontáneos? ¿Responden a una moda?
  1. Busca información acerca de la cirugía plástica para aumentar el tamaño de los pechos. Recopila testimonios de personas operadas, estadísticas sobre resultados post-operatorios y sobre todo intenta averiguar los principales motivos de esas operaciones. Realiza un póster con tus conclusiones y exponlo en clase. Intenta fomentar el diálogo con tus compañeros.

 

 

Comments

Write Comment
Name:Guest
Title:
BBCode:Web AddressEmail AddressBold TextItalic TextUnderlined TextQuoteCodeOpen ListList ItemClose List
Comment:

Powered by AkoComment 2.0!


< Anterior   Siguiente >

Buscar

NOTICIAS

Si quieres estar informado de las actividades Transversalia apuntate a nuestra lista de noticias






desde Twitter

Del.icio.us

DISTRIBUIR

 


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.